Your search results

Transformación del sector inmobiliario

Posted by webadmin on 4 enero, 2019
| 0
0101

Actualmente los avances tecnológicos, como el análisis del big data, el machine learning y la inteligencia artificial las han influenciado muchas áreas comerciales de los diferentes sectores. El sector inmobiliario no queda exento de esta transformación, en especial por lo competitivo de este, pues sabemos que tener las herramientas adecuadas y hacer un correcto uso de las mismas es indispensable para el éxito. Las nuevas tecnologías abren nuevas oportunidades de negocios y beneficiando a sus usuarios.

A los avances tecnológicos en el mundo de las propiedades, se les llama  PropTech. Esta es una tendencia con origen en Reino Unido que comenzó su popularidad durante el año 2014 y es un acrónimo inglés de property” y “technology”, es decir combina la última tecnología con la industria de la propiedad, lo cual facilita la adquisición de nuevas valoraciones para una cartera y vender o alquilar lo más rápidamente posible un activo.

Desafíos de este servicio tecnológico

Los participantes del mercado inmobiliario dependen cada vez más de estos servicios de inteligencia artificial que están en constante evolución, y aunque la PropTech se trate de herramientas altamente productivas también conlleva desafíos, por lo que conviene plantearse la interrogante de ¿si se podrá garantizar los modelos de privacidad de los países? Los expertos también consideran los retos que genera El Internet of Things (IoT)  en cuanto a la privacidad de datos, lo cual genera desconfianza y pondrá a las empresas en la obligación de invertir en seguridad tecnológica a unos niveles de gran escala.

PropTech se ha convertido en una gran herramienta para las ventas en el sector inmobiliario, la ciencia y la tecnología crece a pasos agigantados y cada día influye más en todas las áreas. Ahora surge la necesidad de que los inversores inmobiliarios y propietarios aprendan a manejar el crecimiento continuo, hecho que exigirá un cambio de mentalidad importante para adaptarse a las circunstancias cambiantes en los avances tecnológicos.