Your search results

Tareas básicas en nuestro hogar: puesta a punto de la lavadora

Posted by webadmin on 7 agosto, 2019
| 0
treshabitat-12

Uno de los grandes inventos de todos los tiempos es, sin lugar a dudas, la lavadora. Este electrodoméstico, revolucionó todos los hogares, permitiendo que la labor de limpieza de nuestras prendas resultara más cómoda y eficiente. Razón por la que ocupa un lugar privilegiado en nuestras casas.

Es cierto que, generalmente, no le damos el valor que tiene. De hecho, incluso nos molesta tener que utilizarla, ya que tenemos que programar un tiempo para que acabe el programa que hemos utilizado y tender nuestra ropa. Tal circunstancia motiva que no le prestemos la atención que necesita, provocando que, el propio funcionamiento, vaya desgastando sus piezas y deteriorándola. Esto favorece que la suciedad se acumule, sobre todo, en el tambor, la junta de goma y el filtro.

Una de las señales de alarma que puedes recibir es que, tras su uso, la ropa salga con machas. Eso quiere decir que necesitas realizar una limpieza en profundidad. Tres Habitat, te recomienda que al menos un par de veces al año, realices un ciclo de lavado a máxima temperatura con una carga de detergente estándar. Con este simple gesto, conseguirás que tus tuberías estén limpias, eliminando los restos de suciedad, grasa y cal que se hayan ido acumulando a lo largo de los lavados.

Si, además, deseas alargarle la vida a tu lavadora, puedes seguir las siguientes pautas:

  • Evita las sobrecargas. Introducir más prendas provocará un lavado deficiente, pudiendo llegar a dañar hasta tu ropa. Si vas a programar un ciclo rápido, con más razón, deberás controlar esta situación.
  • Mantén una adecuada ventilación tras su uso. El interior de este electrodoméstico, puede sufrir los efectos negativos de la humedad y el moho. De modo que, una vez que hayas sacado tu ropa, deja la puerta abierta para que se seque adecuadamente.
  • Elimina la cal. Tan solo tendrás que retirar el cajetín y, con la ayuda de un cepillo de dientes empapado en vinagre, limpiarlo. Si la acumulación fuera muy grande, deberás dejar esta pieza sumergida en una mezcla de agua y vinagre durante un tiempo.