Your search results

Que las facturas no te arruinen las navidades

Posted by webadmin on 27 diciembre, 2019
| 0
asian-businessman-or-accountant-working-pointing-graph-discussion-and-analysis-data-charts-and-graphs-and-using-a-calculator-to-calculate-numbers-business-finances-and-accounting-concept

Hemos comprobado que el importe de las facturas energéticas se dispara durante los meses de invierno. Esto supone un evidente sobrecoste que puede llegar a condicionar y desequilibrar tu economía. De modo que, el dinero que tenías pensado invertir en ese regalo tan especial para tu ser querido, termina destinado a abonar las facturas que te van llegando. Para que esto no llega a limitar tus navidades, desde Tres Habitat, queremos ofrecerte una serie de pautas muy sencillas que te ayudarán a pagar menos.

Durante el invierno, es fundamental, eliminar todas las posibles corrientes de aire no deseadas que se puedan producir dentro de la vivienda. Para ello, comprobaremos que las puertas y ventanas de las que disponemos, estén totalmente selladas en su posición de cerrado. Una opción para que la corriente no entre por debajo de la puerta, es instalando un burlete. ¡Verás cómo notas la diferencia!

A pesar del frío, te aconsejamos que regules correctamente la temperatura de tu calentador de agua. Si dispone de un termostato, lo ideal es que lo pongas a 40 grados para suplir el enfriamiento que sufren las tuberías. Puedes compensar esta situación, calentando, unos minutos antes, el cuarto de baño con tu radiador. Esto puede llegar a permitirte reducir el consumo casi un 20%.

Es importante que revises el estado de tu sistema de calefacción. El hecho de que este no sufra ningún tipo de anomalía, te permitirá mantener un mejor control del gasto. Recuerda que, si no vas a estar en casa, no es preciso que esté en funcionamiento, dado que lo que conseguirás es derrochar energía. Para esta estación, lo ideal es que mantengas una temperatura de 26 grados.

Una última recomendación que te podemos realizar, es redistribuir los muebles de los que disponga tu vivienda Con este sencillo gesto, podremos aprovechar mejor el calor que generamos a lo largo del día y el que procede del exterior. Por tanto, ubicar tu sofá en cerca de la ventana donde impacta el sol durante la tarde, puede ser una gran opción para reducir tu sensación de frio en tu salón.