Your search results

Qué hacer en una comunidad cuando hay un vecino moroso.

Posted by webadmin on 20 marzo, 2020
| 0

En cualquier comunidad puede haber algún vecino que deje de pagar las cuotas por diferentes motivos y que se convierta en un vecino moroso. Ahora bien, hay que distinguir entre el moroso ocasional, que puede ser alguien que por sus circunstancias laborales o personales durante un periodo de tiempo deje de pagar la cuota y cuando su situación se regularice, se ponga al día con las deudas; y el moroso permanente, para los que no queda otra solución que llevarlos directamente a los tribunales.

En una comunidad hay que realizar tres pasos previos y obligatorios para reclamarle la deuda a un vecino:

  1. Primeramente celebrar una Junta de Propietarios, formalmente convocada y en la que se informe a todos los vecinos del estado de cuentas, del importe de la deuda y se proponga la reclamación vía judicial, con el coste de la demanda que tendrá que ser aprobada por mayoría. Igualmente, habrá que autorizar al Presidente o Administrador de la Comunidad para que la exija judicialmente.
  2. En segundo lugar, redactar el Acta de la Junta de Comunidad de Propietarios, en la que se acordará la certificación y liquidación de la deuda del vecino moroso.
  3. En último lugar redactar el certificado liquidación de la deuda, que tendrá forma de carta, dirigida al propietario deudor y donde se le informará, que a través de la Junta de propietarios, se ha aprobado la liquidación de la deuda y se ha acordado emprender acciones judiciales para reclamarla.

Para los tres pasos de las distintas convocatorias, tiene que haber una notificación por carta certificada, con acuse de recibo, burofax o correo electrónico (en el caso de que el propietario haya dado su consentimiento), si no, se tendrá que publicar en el tablón de anuncios de la Comunidad o en un lugar visible, ya que a los tres días y conforme al artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal, este aviso se convertirá en una notificación.

Hay que tener en cuenta que esta decisión de acudir a los tribunales compete a la Junta de Vecinos y se debe votar por mayoría simple.

Por otro lado, el Procedimiento Monitorio puede durar entre 3 y 4 meses, dependiendo de cada juzgado y del lugar donde se encuentre el inmueble.