Your search results

Qué es y cuándo conviene realizar una subrogación hipotecaria

Posted by webadmin on 22 noviembre, 2021
| 0
imagen5

Cuando solicitamos financiación bancaria para adquirir un inmueble, en ese momento puede que esas condiciones y lo que nos ofrece el banco nos resulte suficiente como para tomar la decisión, sin embargo, eso no significa que no se puedan mejorar esas condiciones y que el solicitante no pueda hacer un cambio mediante lo que se conoce como subrogación hipotecaria.

En Treshabitat te explicamos qué es y cuándo conviene realizar una subrogación hipotecaria.

La subrogación hipotecaria, por lo tanto, es una modificación en las condiciones de una hipoteca, que puede ser por cambio de titular o de la propia entidad bancaria que lo gestiona.

Por cambio de titular

La subrogación hipotecaria porque cambio de titular se suele dar cuando se realiza una compraventa y la vivienda sigue hipotecada.

En este caso, las condiciones del contrato se siguen manteniendo y el nuevo titular tendrá que asumir el interés, las comisiones y todos los requisitos firmados previamente por el anterior titular. Si se hiciera algún cambio, se realizaría una novación del préstamo hipotecario con los costes correspondientes.

Por cambio de entidad bancaria

Para cambiar la hipoteca con otra entidad bancaria es imprescindible que no haya ningún retraso con el pago de las cuotas. No obstante, el nuevo banco hará un estudio previo analizando las condiciones del solicitante antes de aceptar la oferta y el banco anterior tendrá un periodo de 15 días para contraofertar.

Dentro de las condiciones que se pueden cambiar cuando se realiza una subrogación hipotecaria se incluyen:

  • Poder renegociar las condiciones hipotecarias con respecto a los productos combinados para rebajar el coste de la hipoteca.
  • Negociar nuevas comisiones, como la de amortización o las amortizaciones anticipadas para obtener mejores condiciones.
  • Ampliar el plazo de amortización de la hipoteca para conseguir cuotas mensuales más bajas  aunque en este caso se estarán pagando más intereses.

Una subrogación hipotecaria, siempre convendrá cuando realmente se vayan a obtener condiciones más ventajosas, no sólo con respecto al diferencial sino al pago de los productos combinados y a las condiciones generales de la nueva hipoteca.