Your search results

Qué es la firma de arras en una vivienda?

Posted by webadmin on 6 mayo, 2020
| 0

El contrato de arras consiste en un acuerdo formal y privado que se efectúa entre un comprador y un vendedor, donde ambos se comprometen efectuar la compraventa de una propiedad a cambio de que el comprador entregué una cantidad de dinero a cuenta del total.

Mediante el contrato de arras ambas partes adquieren un compromiso: el vendedor se obliga a entregar el bien y el comprador a pagar el precio en las condiciones acordadas. Este tipo de contrato es vinculante y comporta una penalización en caso de incumplimiento, que habitualmente se trata de la perdida de la cantidad entregada en caso de que desista el comprador y de la devolución doblada si desiste el vendedor.

Es lo que denominaríamos la paga y señal por la compra de una casa, y lo habitual es que sea por una cantidad equivalente entre el 5% y el 15 % del valor total de la venta, cantidad que se acuerda entre las partes anteriormente a la firma del contrato.

El contrato de arras es un documento fundamental, ya que reflejará las condiciones de esta futura transmisión y por lo tanto tiene que incluir la información que luego aparecerá en el contrato de compraventa:

  • Datos personales del comprador y del vendedor.
  • Información sobre la vivienda con todas sus características (registral, catastral y urbanística)
  • Precio de venta y forma de pago (este punto es importante porque el precio no podrá variar).
  • Cantidad dinero de la señal que luego se descontará del precio final.
  • Fecha límite para formalizar la venta.
  • Estado de las cargas e impuestos de la vivienda.
  • Distribución de los posibles gastos de compraventa.
  • Cualquier particularidad que pacten las partes y que se deba reflejar posteriormente en la escritura de compraventa.
  • Firma del comprador y del vendedor.

El contrato de arras solo podría romperse sin pagar la indemnización en dos supuestos:

  • si el comprador encuentra vicios ocultos en la casa, es decir, defectos graves que no se hayan especificado en el contrato de arras y de los cuales no se haya advertido previamente y que puedan devaluar el precio establecido y solo se podría reclamar hasta seis meses después de la firma del contrato.
  • Si el comprador no obtiene financiación para la compra, en este supuesto la denegación de crédito por parte de la entidad financiera tiene que ser debidamente justificada ante el vendedor.

Al tratarse de un documento importante, lo mejor es acudir a un profesional que nos redacte el contrato para no tener problemas ni como comprador ni como vendedor.