Your search results

Guía para rehabilitar un inmueble

Posted by webadmin on 15 noviembre, 2021
| 0

Aunque no son muchas las personas que se aventuran a rehabilitar una casa en ruinas, sobre todo por el esfuerzo y el riesgo que conlleva, lo cierto es que en algunas ocasiones, merece la pena poder sacar la esencia de un inmueble en desuso y darle una segunda oportunidad para convertirlo en nuestro hogar.

En Treshabitat te dejamos con esta guía para rehabilitar un inmueble.

Analizar la construcción

Con la ayuda de un arquitecto hay que analizar la construcción para determinar qué es lo que ofrece el edificio y si existen problemas estructurales y constructivos o instalaciones inexistentes o que no sirven. Es el momento de tomar medidas y hacer fotos y vídeos.

Consultar la normativa

Este arquitecto tendrá que informarse sobre la normativa en el Ayuntamiento correspondiente y comprobar el Plan General de Ordenación Urbana y todas las ordenanzas con respecto a la conservación de patrimonio.

Toma de datos

Una vez consultada la normativa, el arquitecto tendrá que volver a la obra y tomar todos los datos en profundidad para poder llevar a cabo el proyecto.

Asimismo, tendrá que realizar las catas para comprobar el estado de la cimentación y de las cubiertas, así como el espesor del pavimento. También es el momento de visualizar los bajantes y montantes de agua y conductos de ventilación y climatización.

Poner en marcha el proyecto

Realizados los pasos anteriores el arquitecto redactará su plan de reformas analizando el potencial del edificio, ya que una rehabilitación es una oportunidad para conseguir nuevos espacios y sacarle todo el partido a un inmueble con carácter.

Cuando el arquitecto tenga el proyecto podemos echarle un vistazo y analizar si entra dentro de nuestro presupuesto. En el caso de que aceptemos este proyecto, es conveniente pedir varios presupuestos, considerando la memoria de calidades y las mediciones donde aparezcan todos los trabajos a realizar. Si nos decidimos por un contrato ‘llave en mano’, controlaremos el proyecto de principio a fin y si gestionamos la rehabilitación con cada uno de los diferentes profesionales por separado, tendremos un proyecto más abierto a posibles modificaciones.