Your search results

Desventajas de los robots de cocina

Posted by webadmin on 23 septiembre, 2019
| 0
rpnots

Seguramente, habrás vivido el boom que en los últimos años han sufrido los denominados robots de cocina. Es evidente que suponen grandes ventajas y tienen como finalidad el permitirnos mejorar nuestras vidas. Esto ha impulsado a muchísimas personas a comprar cualquier de los que están disponibles en el mercado. No obstante, si eres de los que aún están dudando sobre si adquirir uno o no, en Tres Habitat vamos a exponer los principales inconvenientes que puedes tener tras comprar un robot para tu casa. 

El mayor de todos, sin lugar a dudas, es la inversión económica que debes realizar. A pesar de que van apareciendo opciones más económicas, los robots que presentan funciones más variadas, tiene precios que oscilan entre los 600 y los 1000 euros. Por tanto, no resultan aptos para todos los bolsillos. Por este motivo, debes realizar un primer análisis y plantearte si, realmente lo necesitas o solo va a ser una inversión que lo único que va a implicar es un pago más a final de mes. Si vas a hacer un uso habitual, entonces, sí eres un gran candidato a este tipo de productos. De lo contrario, lo mejor que haces es olvidarte. 

Otra cuestión que debes contemplar, es si posees espacio en tu cocina para tener este nuevo aparato. Si tu encimera ya se encuentra atestada por el microondas, la tostadora y la moderna cafetera, vas a tener un gran problema para poder utilizarlo. Plantéate que vas a tener introducir los alimentos y permitir el procesado de los mismos en su interior. Por lo que deberás tener el espacio necesario para ello. 

Por último, no debes olvidar que, aunque el termino robot te inspire la sensación de que la máquina lo va a hacer todo, sentimos recordarte que esta idea es totalmente errónea. Ciertamente, este aparato te permite batir, triturar, amasar y calentar los alimentos. Sin embargo, la parte humana está presente. Tú deberás determinar la receta que quieres realizar, elegir los alimentos, córtalos, introducirlos en el aparato y determinar el tiempo y la forma de cocinarlos. Por tanto, aunque sea una opción más limpia, si requiere de un esfuerzo.