Your search results

Conoce los problemas que puede tener tu piscina

Posted by webadmin on 2 agosto, 2019
| 0
pscina

Quedan días para que inaugures tu piscina. Te encanta organizar una fiesta con amigos y familiares ese día, dado que lo tenéis asociado con el inicio del verano. A partir de ahora, sabes que vas a pasar gran parte de tu tiempo disfrutando de esta zona de tu casa. Por eso, eres consciente de que debes cuidarla y atender a todos los aspectos que sean necesarios para garantizar el correcto funcionamiento de tu piscina. Aunque este sea complejo, lo ideal es que conozcas las dificultades que pueden aparecer y sepas como debes actuar en cada caso.

Uno de los problemas más habituales que nos encontramos en cualquier piscina, es la limpieza. En no pocas ocasiones, estos son debidos a problemas inherentes a la bomba, dado que no aspira adecuadamente o se encuentra totalmente obstruida. Por este motivo y, antes de que te salten todas las alarmas, te aconsejamos que compruebes el nivel del skimmer y del agua para cerciorarte de que es correcto. Si esto es así, comprueba que todas las tuercas de la bomba se encuentran fijadas y no existen fugas. Si no has detectado ninguna afectación en este sentido, es probable que la bomba esté obstruida.

Otras de las dificultades más habituales y que más estrés genera, es el cambio en la coloración del agua. En el caso de que el tono que presente sea verdoso, el problema es la acumulación de algas en el agua. No debes preocuparte, dado que la solución es sencilla y parte por hacer uso de un alguicida y un cepillo. En el caso de que la notes turbia y no consigas ver el fondo, tienes que comprobar el estado de tu agua y comprobar que los parámetros se encuentran dentro de los márgenes óptimos.

Por último, es posible que notes que el motor de la piscina no funciona. Te aconsejamos que, antes de acudir al técnico, compruebes que no has sufrido cortes de la corriente eléctrica ni que exista daños en la zona del enchufe. En el caso de que no detectes nada llamativo, deberás consultar si puedes arreglarlo o tendrás que comprar uno nuevo.