Your search results

¿Cómo elegir un buen colchón?

Posted by webadmin on 6 septiembre, 2019
| 0
colchon

Los trastornos del sueño pueden llegar a ser afecciones más frecuentes de lo que se cree. De hecho, el 30% de la población española padece alguna de ellas, lo que impide que muchas personas puedan disfrutar a cabalidad de su merecido tiempo de descanso. Y es que dormir no se trata solamente de una actividad automática del cuerpo, es en realidad un medio de relajación, limpieza y fijación de conocimientos, es por ello que resulta tan importante velar porque podamos tener este espacio.

Apartar al menos ocho horas diarias para dormir y asegurarnos de que lo hacemos en un lugar tranquilo y fresco, son formas sencillas de garantizarnos una buena noche de descanso. Sin embargo, esto no basta. El lugar donde apoyas tu espalda es casi tan importante como el mismo hecho de no tener sueño antes de irse a dormir. Una mala superficie puede ser incómoda e, incluso, dolorosa, causando tensión y estrés, y si se descuida puede acarrear consigo algunas consecuencias extra. Por ello, en este artículo te presentamos algunos consejos que debes tener en cuenta para comprar un colchón.


Alineación. La dureza de cada uno varía según el material con el que haya sido confeccionado, por lo que puedes probarlos y elegir el más cómodo para ti, siempre que te asegures de que mantiene tu columna vertebral alineada naturalmente y tus músculos descansando.

Variedad. No existe un solo tipo de colchón, existen varios y cada uno con una función específica y diversos materiales de confección. Colchones de espumas sintéticas especiales, acolchados, bicónicos, continuos y ensacados son algunos de ellos, asegúrate de investigar los beneficios de cada uno y elige el que mejor se adapta a ti.


Almohadas y accesorios. Aunque escogerlos no sea específicamente elegir un colchón, no puede dejarse de lado la importancia de accesorios como almohadas o bases. En el caso de la primera, puedes encontrarlas fabricadas en látex, fibra, visco o plumas, pero –para la hora de dormir– lo más importante es buscar una que dé soporte y que al mismo tiempo alinee lumbares, cervicales y dorsales.